¿Cómo afecta el tabaco a nuestros dientes?



El tabaco afecta de forma directa a nuestros dientes y a todas las estructuras que los rodean.



Usar tabaco y cigarrillos electrónicos es perjudicial para todo el cuerpo, incluida la boca.



Es uno de los mayores factores de riesgo de enfermedad de las encías (gingivitis) y si no se cura a tiempo puede llegar a provocarnos una periodontitis.





Los signos indicadores del uso de tabaco incluyen:


◦ Retracción de las encías.

◦ Mal aliento crónico

◦ Tinciones en el esmalte (manchas amarillentas)

◦ Desgaste del esmalte

◦ Pérdida del soporte óseo progresiva

◦ Complicaciones en operaciones de implantología

◦ Manchas en la lengua

◦ Dificultades en la cicatrización





<< Todos los tipos de tabaco son perjudiciales para nuestra salud oral, destacando que el tabaco de mascar dispara el porcentaje de caries en aquellos que lo consumen >>






Para ayudar a prevenir tanto el mal aliento del fumador como la aparición de la enfermedad de las encías en pacientes fumadores, es importante cepillarse los dientes al menos dos veces al día y usar hilo dental, aumentar la ingesta de líquidos para prevenir la boca seca, realizarse limpiezas dentales regulares para eliminar la placa y el sarro de los dientes y, por supuesto, intentar reducir en la medida de lo posible el consumo de tabaco.



6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo